Revista de Análisis Plural

3 ideas clave para que las empresas tengan éxito

0

Se espera de las empresas que ofrezcan buenos resultados hoy y ganancias fiables en el futuro. Que aventajen a los grandes actores y a las impredecibles start-ups. Que exploten al máximo los productos ya existentes y al mismo tiempo ideen nuevas soluciones innovadoras. La lista continúa, pero el principio es claro: las empresas tienen múltiples frentes abiertos en direcciones diferentes, a veces incluso opuestas.

Christian Stadler. Profesor de Gestión Estratégica en Warwick Business School.


COMBINANDO MIS ÚLTIMOS 10 AÑOS DE INVESTIGACIÓN sobre empresas que han sobresalido por más de 100 años con un nuevo estudio que conduje recientemente sobre unicornios -organizaciones por valor de, por lo menos, mil millones de dólares- he llegado a tres valiosas conclusiones sobre cómo destacar en el complejo entorno actual.

Domine la innovación y la ejecución: Apple es el ejemplo modélico de innovación, pero lo que es menos conocido es que también son unos campeones en la ejecución. Son capaces de imitar la eficiencia de una start-up, pero añadiéndole la escala de un jugador grande.

Combata la burocracia: simplifique. Las start-ups hacen esto naturalmente, pero las grandes empresas también pueden lograrlo. Cosas geniales sucedieron, por ejemplo, cuando Jack Abraham ignoró los procedimientos de eBay.

Sea un gran jefe, pero no uno carismático: el peligro de los líderes carismáticos es que son capaces de llevar a las empresas a lugares a los que normalmente no irían. Eso puede resultar extremadamente rentable -Steve Jobs vendría a la mente aquí-, pero también puede acabar horriblemente mal – Daimler estaba llamada a lograr la grandeza, pero nunca lo hizo gracias a Edzard Reuter-. Confiar en una única persona es, simplemente, demasiado arriesgado. Muchos fundadores exitosos de start-ups son muy conscientes de sus propias debilidades. Mientras que el mundo exterior asume que son superestrellas carismáticas muchos de ellos son, en realidad, grandes jugadores de equipo.

El mundo de las start-ups y de los jugadores establecidos es, obviamente, diferente, pero compararlos me ha permitido descubrir algunos puntos en común. Seguramente serán más sólidos que las recetas de éxito que se mantienen solo para uno de ellos.

Enviar Comentario