Revista de Análisis Plural

La relevancia del networking para las mujeres

0

El número de mujeres en altos cargos directivos está en aumento, lo cual es una buena noticia. Con el tiempo, estas, minoría en un ambiente dominado por los hombres, se han adaptado y han desarrollado diferentes maneras de hacer las cosas. Ahora, este estilo de gestión de “cociente femenino” parece ser el camino del futuro. Sin embargo, para que las mujeres sigan avanzando profesionalmente, el apoyo de una red es clave.

Viviane de Beaufort. Profesora de ESSEC Business School.


MUCHAS MUJERES ESTÁN PREOCUPADAS POR EL “COMPLEJO DEL IMPOSTOR”, del que Sheryl Sandberg (directora operativa de Facebook) atestigua. Mi investigación muestra que para las mujeres existe una contradicción fundamental entre ser exitosa y la capacidad de destacar dichos éxitos: ¡a menudo olvidan que es igual de importante dar a conocer sus logros! El desarrollo de una red profesional puede ser muy útil a este respecto. Las redes, una herramienta de visibilidad, son un componente esencial del crecimiento profesional. Elegir no formar parte de ninguna a menudo significa permanecer “invisible”, lo que puede limitar las oportunidades de contacto y, posteriormente, sus posibilidades de acceder a posiciones de liderazgo.

A la hora de escoger una red, hay muchas opciones: ¿general o sectorial?; ¿interna o externa?; ¿real o social? Encontrar el equilibrio adecuado depende de cada persona. Aunque no hay una respuesta correcta, figurar únicamente en una red corporativa no es suficiente, si bien ayuda a definir expectativas y es un buen inicio. Una red general de mujeres, por ejemplo, puede ser un lugar en el que tratar asuntos que afectan a este colectivo (como negociaciones salariales o encontrar un mentor). Por su parte, una red mixta tiene sentido si lo que se desea es avanzar en un sector específico.

Trate de participar en varias redes basadas en su personalidad, sus experiencias y el tiempo disponible. Y, por supuesto, recuerde que es vital estar activo en LinkedIn y participar, aunque sea moderadamente, en otras redes sociales como Twitter o Facebook

Enviar Comentario