Revista de Análisis Plural

Jóvenes talentos: Oscar Pierre, CEO y cofundador de Glovo

0

Oscar Pierre (29 de agosto de 1992, Barcelona) es ingeniero aeroespacial (UPC, Georgia Tech) y CEO y cofundador de Glovo. Antes de crear esta compañía, Pierre fundó Zikkomo.com, una plataforma de solidaridad con 30 niños patrocinados en Malawi, y LoveItLocal.es en 2014, un mercado destinado a impulsar los negocios artesanales locales. A continuación, conocemos más a fondo a este joven talento.

Texto: Emma Bouisset


  • ¿Por qué no debemos perderle la pista?

Es el CEO y cofundador de Glovo, “una app que recoge y entrega cualquier cosa de tu ciudad en minutos” y que, a día de hoy, ya está presente en 23 urbes de siete países, y cuenta con 250.000 usuarios y 3.000 partners asociados. “Cursando el último año de ingeniería aeronáutica en EE. UU. descubrí el éxito que tenían allí las aplicaciones dedicadas a la economía on-demand y empecé a interesarme por el tema, ya que aquí no había ninguna manera de poder conseguir cualquier producto local a domicilio a través del móvil. Al cabo de unos meses, trabajando en Airbus, conocí a Sacha Michaud, quien tenía intereses muy parecidos, y decidimos lanzar el proyecto juntos.”

  • El (duro) camino hasta gritar ¡Eureka!

“La primera versión de Glovo era muy diferente a la que podemos ver hoy. Era una app donde le pedías a un mensajero independiente que fuera a comprar algo en una tienda que como usuario ya conocías y dentro de tu misma ciudad. No existía la multicategoría, que es lo que ha impulsado el negocio, un marketplace en el que los partners tienen su propio espacio. Cada fase del proyecto fue difícil. Al principio, lo más complicado fue encontrar perfiles más séniores que yo que fueran potentes, pues sabía que un proyecto así solo lo sacaría adelante con gente muy trabajadora, inteligente y con experiencia.”

  • Fracasa y vencerás

“Nunca nos ha faltado fe, pero sí que hemos vivido momentos difíciles. Convencer a inversores nunca suele ser fácil, y todavía menos al principio.” [Glovo consiguió una inversión inicial de 100.000 euros]. “Sin duda, la principal motivación para seguir siempre ha sido el equipo: entrar en la oficina de Glovo y ver gente con tanto talento, dedicación e ilusión, me da toda la energía necesaria para no rendirme nunca. Los errores son parte del camino. Hemos cometido equivocaciones, pero al final todas nos han aportado algún tipo de aprendizaje sin el cual no seríamos lo que somos. Pero si pudiera volver atrás, invertiría mucho más en tech, pues nuestro equipo es aún pequeño en relación al tamaño de Glovo. Y quizás también hubiera fichado antes a perfiles sénior de los que estamos fichando ahora.”

  • Los gigantes de Oscar Pierre

“Mi abuelo y mi padre son emprendedores. El primero heredó la camioneta de reparto de frutas de su padre y a partir de ahí convirtió el negocio en uno de los líderes nacionales en el sector de la alimentación. Mi padre es otro emprendedor nato; se ha reinventado varias veces y a los 60 sigue lanzando cosas nuevas. Ojalá llegue yo a esa edad con tanta energía. De ambos he aprendido que emprender es muy sacrificado y arriesgado, pero suele ser muy gratificante. Supongo que algo de genética he heredado de ellos. La verdad es que ahora no me veo feliz haciendo nada que no sea emprender. Así que a partir de los 40 espero seguir poder haciéndolo, ¡pero con algunas fases de descanso entre proyectos!”

Enviar Comentario